Across Pressure

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Across Pressure

Mensaje por Invitado el Mar Abr 16, 2013 7:50 pm





________x_____________x_____________________x_____________________x_______






•Across Pressure•
Género: Erótico
We took an oath
Jamie Conneryn es el típico hombre de negocios, formado en una familia humilde y llena de poder, con múltiples compañïas y el mundo a sus pies. Es un hombre sabio, tierno y buena gente, su novia trae por nombre Lucy Rogers, y se encuentran en un compromiso sólido que pasará a su siguiente etapa: Matrimonio. Es un hombre muy querido y deseado, tiene tres amigos en los que confía plenamente y uno de ellos, le mostrará aquel mundo subterráneo que sólo pocos se atreven a conocer: The Hunter Of Diamonds. El lugar más paradisiaco del planeta, chicas, cerveza barata, música y obviamente...sexo.

Jamie accede a ir con su amigo; solo por curiosidad. Pero como muchos dicen "La curiosidad mató al gato" Cierta rubia con ojos ardientes y labios sexys lo hará cambiar de parecer y con ello, lo enviará a un juego en el que probablemente, muchos saldrán lastimados, pero en eso consiste el otro lado de la presión. Lo que inconscientemente el castaño estaba buscando...

Thanks James Wolf


Última edición por Loca Insaciable Grey el Jue Mayo 30, 2013 12:38 am, editado 3 veces

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Invitado el Mar Abr 16, 2013 7:51 pm

•Capítulo 1•

Mal Hábito


—¡Conneryn! ¡¿Me estás escuchando?!—exclamó Daniel, con su voz tortuosa.
—Si, si, te escucho—repliqué. Realmente no le estaba prestando mucha atención, no cuando había visto esa publicación por parte de Lucy en Twitter.

"A un mes de casarme. ¡Que emoción! Probándome vestidos.." decía aquel condenado tweet. Un nudo en la garganta se había instalado en mi garganta, y tal parece que no quiso desalojarla después de los 50 retweets que le hicieron sus amigas, las chismosas, como solía decirles yo.

Se supone que todo hombre como yo debería sentirse bipolar, entre triste por perder su soltería completamente y feliz por comenzar una vida con la mujer que amas. Pero de ninguna manera me sentía así.

Me sentía ahogado.

Un peso enorme que atravesaba todo mi cuerpo, entre las miles de entrevistas por mi ascenso, ya era el jefe de la corporación americana de hoteles Conneryn, plagada por todo el mundo. Y era uno de los hombres más codiciados del planeta. Pero como era normal en mí, nada de eso me interesaba, me gustaba trabajar para valerme por mí mismo, amaba ser servicial y sobre todo amaba a mi familia.
Con Lucy había empezado a salir desde la universidad, justo en el segundo semestre de alianzas financieras. Nuestro noviazgo era sólido, tanto así que me había atrevido a pedirle matrimonio.
Y, por alguna razón, todo este ajetreo no me estaba gustando para nada.
Para nada.
—Jamie, amigo—dijo Daniel un poco irritado—hablaremos de las finanzas después—se sentó más relajado. Daniel era uno de mis tres mejores amigos, con los que compartía mis secretos, con los que hablaba cuando me sentía cansado de mi vida—¿Qué es lo que te pasa? —sin embargo, algunas veces prefería callarme.
—Absolutamente nada, ¿en qué íbamos?
—Ni siquiera me escuchaste, dije que dejáramos las finanzas para después, hombre ¿acaso Lucy te dejó muy cansado anoche? —se burló. Lo miré de mala manera.
—Sabes…que no tengo ese tipo de intimidad con ella, al menos no por ahora—resoplé, sorprendiéndome a mí mismo. Usualmente, entendía la posición de ella. Sus padres eran cristianos, sus hermanas eran cristianas, inclusive su perro era cristiano. Y ella, por supuesto tenía cierta forma de ser, que sinceramente entendía.
O creía entender.
—¿Entonces? Has estado toda la junta distraído, y no me vengas con que no, porque te conozco desde que éramos unos idiotas con granos en el rostro—me reí por aquel comentario.
—No es nada—repetí.
—Bien, si no confías en mí…allá tú. No estoy enojado, pero sí sinceramente disgustado. No pareces del tipo que se guarda sus cosas a sus amigos.
Hice una mueca con mis labios, a veces Daniel tenía demasiada razón, necesitaba que el nudo de mi garganta se desplazara y pudiese respirar y atender mi trabajo como siempre lo hacía.
—Es…Lucy, el matrimonio, toda esa mierda—puse mis manos alrededor de mi rostro—sé que me quiero casar—agregué, antes de que mi amigo pensara algo distinto—sé que la amo, y pienso que esto está bien, más no lo siento, tengo pesadillas pensando en los vestidos de dama de honor que utilizarán Carrie, Marie y Terrie—se echó a reír.
—¿Las mejores amigas del universo de Lucy? —sonreí de lado.
—Las mismas—se volvió a sentar en la silla frente a mí. Mi oficina era amplia y muy bien decorada, tenía un toque imponente frente a las demás. El jefe, ese era mi cargo, suspiré.
—Pues, amigo yo creo que deberías venir…—en ese momento, Lucy entró en la oficina, su melena negra estaba al ras de su cintura perfectamente peinado, sus ojos negros miraban con avaricia y a la vez con ternura. Sonriendo se acercó a nosotros.
—¡Amor! —chilló y Daniel se tapó los oídos dramáticamente. Le insté que dejara de hacer eso con una sonrisa.
—Lulu, cariño—se levantó mi mejor amigo mirándole con una amplia pero fingida sonrisa—¡Qué bonita estás! —Lucy le puso la menor atención posible.
—Gracias, Daniel—lo miró despectivamente y dijo—Retírate, por favor. Tengo que hablar con mi futuro esposo—Daniel puso los ojos en blanco y cogió sus cosas.
—Aun no terminamos esta conversación, Jamie—siguió su camino, se volteó un momento e hizo su dedo en forma de guillotina con una mueca rara—estás muerto—pronunció muy bajo que pude solamente leer sus labios. Reí un momento más, pero algo dentro de mí, decía lo mismo.
—Mi amor, he estado pensando que para nuestra luna de miel…podríamos ir a Hawaii—¿Hawaii? —ya sabes…sol, playa, mar y tú y yo desnudos—sonrió pícara, en realidad aquel gesto la hizo ver más goober(1) que nunca.
—Tú decides—ella dio saltitos.
—¡Perfecto! —me dio un rápido beso y salió corriendo—¡Te amo! —exclamó. Estaba segura que haría una conferencia con sus mejores amigas sobre esto.

Suspiré con ganas de salir a fumar, y lo hice.

Caminé hacia los basureros de la corporación y prendí un cigarrillo para que el sabor a vaho se largara de mi boca y de paso el peso que tenía en mi garganta. Lo apagué y lo lancé al suelo lo pisé y tomé aire.
—Amigo—llamó Daniel, maldije—Al parecer, sigues con ese mal hábito ¿eh?—sonrió de lado y me miró—necesitas salir, eso es seguro.

------
(1) Persona muy santa, que no sabe nada de lo que habla.



Última edición por M. Székely el Sáb Abr 20, 2013 7:02 pm, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Kirby el Mar Abr 16, 2013 9:02 pm

Oh santo cielo :56:




Kirby
Modd Entre.
Modd Entre.

Mensajes : 3297
Fecha de inscripción : 12/04/2013
Edad : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Invitado el Dom Abr 21, 2013 12:07 am

Joss escribió:Oh santo cielo :56:

¿Te gustó hermana mía? :3

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Kirby el Dom Abr 21, 2013 1:36 am

Quiero saber mas! Me encanto :59589:




Kirby
Modd Entre.
Modd Entre.

Mensajes : 3297
Fecha de inscripción : 12/04/2013
Edad : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Invitado el Dom Abr 21, 2013 2:26 am

•Capítulo 2•

Subterráneo


— ¿Estás seguro de esto? —titubeé una vez más mientras Daniel conducía cerca de la estación del metro. Dejaríamos el auto en un aparcamiento y me llevaría a-quién-sabe-donde, a pasar un buen rato.
—Nunca he estado más seguro en mi vida—puse los ojos en blanco, siempre decía lo mismo cuando tenía una estúpida idea en mente.
—Yo como que sí me estoy arrepintiendo... —empecé a quitarme el cinturón.
—Bajas de este condenado auto Jamie Conneryn, y me pierdes para siempre. Ya es bastante malo tener que apadrinar tu estúpida boda...
— ¡Hey!
—Lo sé, sonó rudo, lo siento. Pero es lo que me parece. ¡Por Dios! ¡Tienes 25 años! ¡Santa mierda! Has pasado ocho años de tu vida con esta tarántula que tendrás por esposa. Y ella solo va a visitarte para saber si costearas su preciado viaje a Hawaii. —puntualizó finalmente con un ceño fruncido.

Tal vez tenía razón, había perdido ocho años de mi vida deleitando a mi futura esposa en regalos costosos y un poco más que besos pasionales. Nada más. Ella no me había dado lo que quería, no era una obligación, ni era lo único que deseaba de ella. Pero si...sería más que perfecto si los dos nos complaciésemos. No de esa forma en específico. Pero ella no venía a mí a menos que fuese por algo con respecto a la boda.
Suspiré porque no tuve manera de defenderme en esta conversación, Daniel tenía razón.

Bajamos del auto, que se quedó aparcado en un buen sitio. Y caminamos mientras nos perdíamos en la multitud. Mi mejor amigo parecía un experto de mierda, caminando por estas calles, se desenvolvía entre las personas como si viviera aquí, o más bien como si hubiese estado muchas veces por aquí. De un momento a otro, lo perdí de vista. Me quedé estático sin saber a dónde dirigirme.
—¡Muévete imbécil!—replicó un hombre mientras me empujaba.
—Lo siento—me disculpé.
—Amorcito, por favor circula—me pidió una mujer de aspecto...bueno de ese aspecto.
—Uh-huh.
—¿Qué haces ahí parado Jamie?—Daniel me tomó del brazo bruscamente y me tiró hacia la oscuridad con él. Medio tropecé y me topé con una pared. Me sostuve.
—Sigue, idiota.
—Me dejaste como loco, allá afuera—gruñí. Puso los ojos en blanco.
—Que niña—rió. Seguimos derecho por unas escaleras blancas que olían a todo menos algo agradable, y finalmente llegamos al Metro.

Nunca había subido en uno; a diferencia de mi amigo, yo tenía desde muy pequeño lujos, mientras que Daniel no. Odiaba pedir dinero a sus padres, y le gustaba vivir su vida por sí solo. Como yo, pero a mí, mi padre me había dado empleo, el mejor en la empresa. Tenía como vivir de la mejor manera.

Juntó sus manos y las frotó para calentarles un poco. Por ende, yo lo hice. Se paró en media postura y lo hice de igual forma. Puso su mano en su barbilla como pensando y yo lo imité. Se viró rápidamente y se echó a reír.
—¿Qué te pasa? ¿Porqué me imitas? Actúa normal, Jamie. Señor—rió. —debo sacarte más a menudo,pareces un idiota que acaba de salir del reformatorio o algo así.

Hice cara de póker. Genial.

Entonces, llegó el gran metro, y se paró frente a nosotros, las personas empezaron a entrar amontonadas y Daniel los siguió. Yo corrí porque se me adelantó y me metí entre la multitud, hubo todo tipo de olores entre la puerta y el asiento. Sobre todo el humor que tenía aquel hombre grande, fétido, repugnante, un olor que me hizo llorar los ojos. Daniel se tapó la boca para no burlarse de mi rostro hecho una mueca.
—Te mataré por esto—articulé en silencio y él volvió a reír.

Luego de esa horrible experiencia en el que una vieja me pegó con el bolso para que le diera mi lugar en vez de pedirlo amablemente. Después un niño me pateó en mi lugar sagrado y casi muero. "Hijo de..." No, eso no está bien. Es apenas un niño... golpeó nuevamente. "...puta"

Le eché mi mirada más letal. Lloriqueó.

— ¡Oiga! ¡No mire así a mi hijo! —gruñó su madre, alta y bueno demasiado para mí.
—Es que usted no entiende...
— ¡Entiendo perfectamente! ¡Usted es un hombre descarado! ¡Idiota! —todos empezaron a mirarme mal y otros con ganas de matarme mientras la señora daba su pequeño discurso— ¡Lo patearé en los huevos si vuelve a lanzar esa mirada! —. Finalizó mirándome con furia.

Suspiré y entonces Daniel me sacó rápidamente de ese lugar.

—Definitivamente, no usaremos el metro la próxima vez—sonreí.
—Gracias.

Caminamos un par de metros y visualicé la escalera de salida. Me dispuse a salir pero Daniel me paró.
—¿A dónde vas?
—Afuera...
—No, no iremos afuera.

Abrió la puerta del baño y me metió en él. Más fetidez. "Oh, Santísimo Señor"

—¿Qué hacemos aquí? —me puse a divagar un rato y me aparté rápidamente — ¡Daniel, Dios no! —él se volteó arqueando una ceja.
— ¿De qué estás hablando? Aun no te he mostrado...
— ¡No quiero verlo!
— ¿Ver qué?
—Oye, amigo. Yo...no soy de los que le gusta experimentar cosas nuevas y... diablos, lo siento. Pero no me agrada eso que tienes en mente.
—No te entiendo, Jamie.
—No soy...ejem, gay o me gustaría ya sabes...

Me miró un momento y sus labios temblaron, dejó escapar una risotada.
— ¡No seas maricón! ¡No es eso a lo que vinimos! —se volvió a reír—por Dios, Jamie. ¿Qué acaso no me conoces? Sabes, no soy homofóbico pero eso no va conmigo.

Suspiré más tranquilo.
— ¿Porqué estamos encerrados en un baño los dos solos entonces? —sonrió de lado como si hubiese dado en el blanco para que él prosiguiera.
—Por esto —vi como abrí una puerta que no había notado cuando entré. La música se resbaló entre las paredes y entonces me quedé estupefacto.
—No puedo creer esto—sin respiración. Nada. Santo Dios, el subterráneo podría ser muy interesante...



Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Invitado el Dom Abr 21, 2013 2:27 am

Joss escribió:Quiero saber mas! Me encanto :59589:

Gracias, cariñito. Ya publiqué. :59589:

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Kirby el Dom Abr 21, 2013 2:30 am

:9898w: AHORA QUIERO IR A UN SUB!
JAJSJAJAHJHJHSHJS I LOVE IT




Kirby
Modd Entre.
Modd Entre.

Mensajes : 3297
Fecha de inscripción : 12/04/2013
Edad : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Invitado el Dom Abr 21, 2013 2:45 am

Joss escribió: :9898w: AHORA QUIERO IR A UN SUB!
JAJSJAJAHJHJHSHJS I LOVE IT

asoidewiemjiri. Lo sé, lo sé. Yo igual lol

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Kirby el Dom Abr 21, 2013 2:46 am

:5664:




Kirby
Modd Entre.
Modd Entre.

Mensajes : 3297
Fecha de inscripción : 12/04/2013
Edad : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Invitado el Dom Abr 21, 2013 2:47 am

EL TERCER CAP ES HOT Twisted Evil :823893:

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Kirby el Dom Abr 21, 2013 2:52 am

:6 6: GENIAL!




Kirby
Modd Entre.
Modd Entre.

Mensajes : 3297
Fecha de inscripción : 12/04/2013
Edad : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Invitado el Dom Abr 21, 2013 2:54 am

Joss escribió: :6 6: GENIAL!
Aidejwidejdw, pregunta Joss, ¿eres perver? Porque yo si Razz

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Kirby el Dom Abr 21, 2013 3:08 am

Ni te imaginas juju:3




Kirby
Modd Entre.
Modd Entre.

Mensajes : 3297
Fecha de inscripción : 12/04/2013
Edad : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por crold♥ el Dom Abr 21, 2013 11:30 am

Ahhh, síguela por favor... :ijhj:

crold♥
Documentos
Documentos

Mensajes : 365
Fecha de inscripción : 20/04/2013
Edad : 22

personajes
juego nuevo: 15

http://criscrold.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 27, 2013 5:10 pm

Joss escribió:Ni te imaginas juju:3

Jojojojo Cool

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 27, 2013 5:10 pm

crold♥ escribió:Ahhh, síguela por favor... :ijhj:

Más tarde... :3

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Kirby el Sáb Abr 27, 2013 5:12 pm

Para cuándo?77'




Kirby
Modd Entre.
Modd Entre.

Mensajes : 3297
Fecha de inscripción : 12/04/2013
Edad : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 27, 2013 5:35 pm

Joss escribió:Para cuándo?77'

Lo estoy escribiendo. Voy, voy.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 27, 2013 6:57 pm

•Capítulo 3•

Afrodita

Un sin número de hombres daban palmadas a los traseros de esas bellezas, no sabía dónde me encontraba, pero sí sabía de qué trataba. Había humo de cigarrillos, glorioso. Hombres tomando cerveza barata y otros tomando Jack Daniels(1). Chicas sonriendo con esa mirada que prometía más.

Y que más...

Probablemente tenía la boca abierta o tenía ganas de que una mosquito entrara en mi cavidad bucal porque el próximo movimiento de mi mejor amigo fue darme un zape en la barbilla y cerrarme la boca de forma estruendosa.

—Este lugar se llama The Hunter of Diamonds—sonrió con tranquilidad—Gran nombre ¿eh? —me dio unas palmadas a la espalda.
—¿Y quiénes son esas? —pregunté completamente anonadado, como si una nube de vaho congelara mi cuerpo y no hubiese un pensamiento coherente albergando mi mente.
—Son las Diosas.
—¿Las qué? —pregunté nuevamente.
—Diosas—repitió con admiración—Las únicas Diosas en este planeta—aulló—cada una tiene un nombre, pero por protocolo nadie los sabe.
—¿Y eso porqué? —Oh vaya, que preguntón.-Me regañé.

Él se limitó a encogerse de hombros.
—Porque tienen una vida lejos de esto. Muchas solo trabajan aquí por diversión.
—¿Diversión? Hablas de que... oh, santo Dios—una sonrisa de gato risón cruzó los perfilados labios de Daniel.
—Exactamente, mi buen amigo—una morena de cabello, alta y con dotes calientes y ojos ardientes, le guiñó un ojo a Daniel—esa de ahí es Atena. Mi Diosa de la Guerra—se lamió los labios y aquel gesto fue demasiado pervertido. Dirigió su mirada a una chica pelirroja de labios gruesos y mirada de ensueño con la piel blanca como la leche, pero por alguna razón, te invitaba a querer beberla. Me estremecí—esa es Venus, mmm...que bonita—sonrió.

Una de cabello negro corto y ojos negros, tan profundos, y tan llamativos se sentó en las piernas de un hombre...yo lo había visto. ¿Dónde? No lo sé. Pero era de mi círculo. Qué diría su mujer si lo viera aquí.
—Esa es Perséfone, tan deseada...
—¿Te has acostado con todas ellas? —me atreví a preguntar. Él me devolvió una fría mirada de no-seas-idiota.
—No, las deseo, pero no las tomo a todas. Solo a Atena. Ella si que es ardiente y cuando...
—¡Basta! No quiero oírte—se echó a reír.
—Como quieras...oh, esa de ahí es Artemis—una rubia despampanante nos miró de reojo y una sonrisa lobuna cubrió sus labios—como su nombre lo dice es un amor con los animales—supe exactamente quienes eran los animales.

Me levanté para irme, no toleraría esto, yo estaba con Lucy, me quería, le quería. Nos queríamos.

¿Cierto? ¿Cierto?

No obtuve respuesta de mi subconsciente. Viré hacia donde se encontraba Daniel, pero en ese proceso, mi mirada se centró en una hermosa rubia, de ojos azules como fuego que quema frío, hielo. Labios rojos, carnosos, y se los mordía con afán.

Oh, glorioso Señor...

Su cuerpo era algo demasiado...deseoso, estaba bailando en el tubo como una experta, y hacía que cualquiera virase su mirada hacia ella. Traía guantes negros y se los pasaba por el rostro y por sus senos y su estómago y...

¡Oh, glorioso Señor!

Mi familiar amigo la quería, me imploraba por ella. Tragué saliva, debía haber cordura en mí. ¿Dónde estás consciencia cuando te necesito? Daniel me miró frunciendo el ceño y después viró hacia donde mi mirada se encontraba. Rió y negó fuertemente con la cabeza.
—No amigo mío. A ella ni la mires, nadie ha logrado cautivar lo suficiente a Afrodita como para que la tomen.
—¿A qué te refieres? —pregunté.
—Esto no es un prostíbulo ¿vale? Ellas deciden si quieren acostarse o no. Con mucho esfuerzo pude lograr que le agradara a Atena. Pero entiende...no es así como funciona.
—Es el Olimpo y ellas deciden a que mortal tomar—afirmé, Daniel asintió.
—Eso mismo.

Entonces, era una tontería, yo podía ser muy deseado fuera, allá arriba. Acá era una historia diferente.
—Solo quédate a disfrutar del momento. Puedes deleitarte mirando a Afrodita desde lejos.

¡Pero yo no la quiero desde lejos!-Gruñó mi lado arriesgado en mí.

—No lo sé, Daniel...
—Puedes irte a allá arriba, y seguir ahogado con esa estúpida de Lucy.
—¿Por qué le tienes tanto odio?
—Porque no te deja en paz, te quiere como si fueses su perro guardián no su futuro esposo—soltó en un gruñido.

Suspiré.
—Bien, me quedaré.

Luego de eso, varias veces mi mirada se encontró con Afrodita, sus ojos azules llameaban y yo solo quería tocarla. Sus labios rojos me llamaban. La deseaba, la deseaba y mucho.

Terminé mi trago número doce, quemó mi garganta y minutos después, Afrodita también terminó. Se bajó del tubo con su amiga a la que Daniel llamaba Heros. Y fueron pavoneando su trasero por todos lados. Afrodita no se acercó. Suspiré dispuesto a irme. De pronto, sentí unas manos suaves recorrer mi pecho sensualmente.
—Di tu nombre, mortal—lo dijo muy sexy, y recorrió cada fibra de mi ser, me erizó el vello de la nuca.
—Zeus—se me ocurrió, dio un fuerte golpe en mi pecho y en vez de dolerme me excitó.
—El verdadero.
—Jamie Co...
—Solo tu nombre, Jamie—mi nombre en sus labios me volvía loco—Mira a quién has cautivado—me volteé y casi se me cae mi cerveza de las manos, era...era...
—Soy Afrodita—se presentó como si fuésemos a llevar una amistad duradera—ven conmigo—me levantó de un tirón y la seguí cuál idiota de preparatoria.

Me llevó entre la multitud y Daniel me guiñó un ojo algo sorprendido. Había cautivado a Afrodita.

Oh, Dios.

Cerró la puerta y me dejó caer en una cama, se sentó a ahorcajadas de mí y yo cerré mis ojos.
—No te había visto antes, Jamie. ¿Había venido antes?
—No... —dije con poco aire, se había movido contra mi erección y vaya que la deseaba.
—Perfecto, soy la primera Diosa que has cautivado—asentí—dime, Jamie. ¿Tienes sexo constantemente?

¿Debía decir algo tan personal?

—No.

Sus ojos sonrieron.

—Me alegro—se deshizo de mis pantalones con audacia y se sentó nuevamente encima mío. Gemí fuertemente—Shhh—puso dos dedos en mis labios.

Besé sus dedos y ella los retiró disgustada.
—No me beses, Mortal—me quitó la camisa con agilidad infinita y se posicionó debajo de mí, se encargó de desvestirse ella misma y después trajo con ella un paquete de aluminio.

Desde preparatoria no usaba uno.

Me quitó suavemente los bóxers y los dejó a un lado con nuestras ropas.

Mordisqueó la esquina y sacó el pegajoso instrumento, después lo pasó por encima de mi erección, torturándome. Volví a gemir. Miré su cuerpo desnudo y cerré los ojos. Esto era increíble. Me acerqué para comer sus pechos, pero no me lo permitió.

—Hoy será rápido, si vienes después tal vez...si haremos esto como se debe—dicho esto, me cambió de posición y se sentó sobre mí, ahogando mi miembro en ella.

Oh, Señor, estaba tan mojada.

Mi amigo se deslizó con suavidad y sin esfuerzo por ella. Los dos gemimos.

Se movió varias veces contra mí, fuertemente, cada vez con más pasión, agarré su cintura mientras ella hacía lo suyo, cerré mis ojos cuando sentí que llegaba a la gloria eterna y grité tan fuerte que ella me tapó la boca.

—Gracias—me agradeció sin sentido, rápidamente agarró sus ropas y sonrió:—Espero verte pronto, Jamie Conneryn—y se alejó.

¿Cómo sabía mi apellido? Me senté anonadado, primero por el salvaje momento y segundo por su última intervención.

Vaya Diosa que tenía el lugar.

________________________________
(1):Marca de Whisky.


---

Ahí mi intento de hacer algo érotico. .-.



Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Kirby el Sáb Abr 27, 2013 7:19 pm

JURO QUE MORI JAJJA MAAAAAAAAAAAAS




Kirby
Modd Entre.
Modd Entre.

Mensajes : 3297
Fecha de inscripción : 12/04/2013
Edad : 17

Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por crold♥ el Sáb Abr 27, 2013 7:31 pm

Oh dios, sigue por favor jajajaja

crold♥
Documentos
Documentos

Mensajes : 365
Fecha de inscripción : 20/04/2013
Edad : 22

personajes
juego nuevo: 15

http://criscrold.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Invitado el Lun Abr 29, 2013 2:42 am

Joss escribió:JURO QUE MORI JAJJA MAAAAAAAAAAAAS

Despueshito... quiero dejarlas intrigadas Razz

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Invitado el Lun Abr 29, 2013 2:43 am

crold♥ escribió:Oh dios, sigue por favor jajajaja

Jajajaja. Después, hoy no tengo inspiración :kajshz:

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 03, 2013 5:25 pm

•Capítulo 4•

Me cago en la ostia

Había pasado una semana desde mi aparición en The Hunter of Diamonds, y toda esa semana me la había pasado demasiado caliente, demasiado excitado, no podía ver a nadie más, y en las noches soñaba con mi encuentro con Afrodita, su hermoso cuerpo descansando sobre el mío, uniéndonos de una forma tan cegadora y poderosa que mataba.
—¡Jamie, hijo!—exclamó mi padre mirándome con furia, miré a todos los hombres que se encontraban en la reunión, esperando algo de mí—¿las finanzas de esta semana? —mi padre arqueó una ceja esperando.
—Oh—me levanté con unos papeles, ligeramente sonrojado, me estaban esperando mientras yo tenía mi sueño erótico despierto.
—Gracias—mi padre me arrebató los papeles, se encontraba colérico. Estaba seguro que había sido un potencial más para que no dejara de estarlo—al parecer, Jamie y Daniel han hecho un excelente trabajo con el balance de finanzas de la primera semana de junio. Nuestros socios aquí presentes desean saber cómo va la producción, Jamie—levantó su mirada por encima de sus gafas expectante.
—Por supuesto, padre. Entre Daniel, el coordinador de finanzas y yo hemos partido de una serie de requisitos necesarios para la empresa, su producción este año, y precisamente este mes, ha subido de una forma exuberante. Gracias al apoyo de Hilton Inc y LondVol & Co. nuestros números han incrementado a un punto de billonarias ganancias. Lo cual, para nuestra empresa, es simplemente una nueva era—los hombres presentes aplaudieron mi pequeño discurso y padre se aligeró con mi presentación. Pude entonces, retirarme.

Caminé de regreso a mi oficina y antes cogí a Daniel de su saco y lo llevé a mi oficina.
—Bien, bien. Ya voy—se quejó.
—¿Cuántas veces abren The Hunter Of Diamonds? —su expresión de disgusto cambió a una de burla.
—¿Porqué? —Puse los ojos en blanco.
—Solo dime.
—Viernes y festivos.
—Este viernes...tú sabes...—pasó su mano fuertemente por mi espalda.
—Por supuesto, Jamie. Al parecer la manzana prohíbida te llama a gritos.
—Cállate.
—Si, si. Me callo.
—No te diviertas con esto.
—No, no lo hago—sonrió de lado—en absoluto.


El jueves fue un buen día para las finanzas de mi empresa, los hoteles alrededor del mundo producían grandísimas ganancias. Me reuní a las tres de la tarde con mi futura esposa para comer algo. Pidió langosta, yo fui más por pasta italiana de la buena. Comimos muy acaramelados, y por dentro algo me decía que lo que pretendía hacer al siguiente día debía ser cancelado.

Pero por aquella intervención me retracté:—Jamie, iré a cenar mañana con Weber—mi cara cayó en mi plato.
—¿Qué? —se que yo era el colmo pero lo que Lucy decía me tenía perplejo.
—Lo sé, es inesperado pero yo...
—Lucy, Dios santo, ¿saldrás a cenar con tu ex?
—Es un viejo amigo—se mordió los labios nerviosa.
—Eso no quita que hayas tenido una relación con él.
—Por Dios, Jay, somos adultos. No voy a revolcarme con cualquiera—mis mejillas quemaron.

Así se siente la culpa. Mierda

—Deberías confiar en mí, como yo lo hago en ti. Vamos a casarnos, mi amor. Nadie nos separará, y realmente no siento ni una pizca de cariño por él. Pero es mi socio mayoritario en mi empresa. Si llevamos una mala relación, oh Señor ¿qué pasará conmigo? —asentí.
—Vale, amor. Cuídate mucho—y por último agregué—y que no caigas en sus hechizos.

Me sonrió.
—Tú ya me has hechizado. Y supongo, que yo a ti—rió besando mis labios.

Además de una rubia apodada Afrodita-suspiré.

—Nos vemos, debo trabajar y el sábado tenemos cena familiar—asentí y besé sus labios por última vez, se alejó caminando agraciada fuera del lugar.


Ya era viernes, y me sentía completamente...excitado. Rayos, sensaciones inexplicables, porque casi no me sucedían, ella me había vuelto loco. Me arreglé presentable y Daniel me llevó en su auto, no fuimos en metro esta vez, nos arriesgamos al tráfico.

Ni muerto vuelvo a subir al muerto-pensé. Y mi subconsciente estuvo de acuerdo.

Llegamos a el subterráneo, y bajamos las escaleras, entramos al baño, y abrieron la puerta que daba acceso a The Hunter of Diamonds. Nuevamente el olor a cerveza barata y cigarrillos caló profundamente en mi nariz. Suspiré, pues muy dentro de mí, de esto estaba hecho.

Mi amigo me llevó a una mesa con fácil visualización de los tubos. Me senté y empecé a beber cerveza.

¡No debes hacerlo, Lucy está afuera y te ama!

Se te olvida que se fue a cenar con su ex. Por negocios o lo que sea, pero lo hizo-agregó mi deseo interno.

Pero te consultó, te lo dijo...-replicó mi consciencia.

Si la descubrías ¡todo se iba a la mierda! No fue por nada más-presionó mi deseo interno.

Suspiré, iba a disfrutar, por mí, por mi vida. Para alejarme de la presión.

Afrodita caminó por los tubos y gritó un poco fuerte a uno de los administradores, frunció el ceño disgustada y se cruzó de brazos registrando el lugar con su ardiente mirada azul. Cuando me divisó sus ojos se suavizaron y una pequeña sonrisa se posó en sus labios.

Que bien se sentía ser el causante de esa sonrisa.

Dejó al administrador con las palabras en la boca y se dirigió a mí. Mi boca se secó y mi amigo me imploró por ella.

Se sentó en la mesa y pidió a Atena que se llevara a Daniel, quien gustoso se largó con la morena.

—Volviste—pareció sorprendida y vagamente contenta.
—Er...sí—me desacomodé mi corbata.
—¿Fue por la cerveza, el ambiente...o por mí? —arqueó una ceja.
—Por...por ti—suspiré. Ella sonrió cómoda.
—Te di una buena primera impresión ¿a qué si? —sonreí más a gusto. Hablar con ella era relajante.
—Vaya que sí—soné desesperado y ella largó una carcajada sonora que me erizó completamente. Que sonido más hermoso.
—¿Quieres volver a probar un poco? —asentí.
—Espera... ¿porqué sabes mi apellido? —se me había obligado a pensar. Se tensó pero al nanosegundo sonrió.
—Eres un hombre muy famoso, te he visto en varios anuncios publicitarios, no te preocupes no delataré que vienes por acá, esto es un acuerdo confidencial por así decirlo—lamió sus labios y por acto reflejo lo hice también.
—Oh, bien—me tomó por el brazo y nuevamente me llevó a la habitación y me dejó caer en la cama.
—¿Traes aquí a todos tus Mortales?—rió.
—No preguntes, Jamie. Es de mala educación—rió nuevamente más alto y dijo:—desvísteme.

Asentí tragando saliva, comencé por su corpiño y lo bajé despacio revelando sus montículos armoniosos, mis ojos se maravillaron, se sentó a ahorcajadas de mí y me quitó la camisa y la corbata, me agarró del cabello y me besó apasionadamente, apoyé mis manos en su espalda y la apreté contra mí, rozando sus senos con mi pecho, gemí. Cogió nuevamente mi cabello y llevó mi rostro a sus senos.
—Hoy si—jadeó. Me lamí los labios y besé cada uno de sus senos, luego lme los comí desesperado, volvió a jadear. Mordisqueé y succioné fuertemente, movió sus caderas contra mi erección que se trababa en mis bóxers y gruñí.

Me sacó rápidamente de mis pantalones, y yo bajé sus bragas rompiéndolas, por mi fiereza se sorprendió. Se acostó y yo me posicioné encima de ella. Toqué sus pechos mientras besaba su estómago, ella acariciaba mi cabello, bajé un poco más hasta su intimidad y rodé mi lengua por su clítoris, jadeó fuertemente agarrando mi cabello con fuerza.
—Oh, Jamie...—imploró, seguí moviendo mi lengua en su intimidad, cada vez sus gritos eran más fuertes.
—¿Qué quieres?—pregunté lujurioso.
—Haz...hazme tuya, Jamie—asentí y me volví a posicionar entre sus piernas—lléname, Mortal—gimió.

Entré en ella fuertemente, y gritó apretando mi espalda, mis músculos se contrajeron cuando la volví a embestir. Gruñimos con virulencia, aprisionó mi miembro en su intimidad y jadeé, era increíble, pura sensación y lujuria.

Nos besamos nuevamente y volví a embestirla, gritó y gruñó mi nombre antes de que la llevara al éxtasis.
—¡Me cago en la ostia!(1)—gemimos al unísono.
Caí a su costado embargado por el momento. Nuestras respiraciones se regularon.

—No...no usamos preservativo—dije entre jadeos y miedo.
Señaló un costado de su estómago. Oh.
—Soy precavida Jamie, no te preocupes por eso.
Asentí, ella se levantó y se vistió con agilidad.
—Nos vemos—miré su trasero pavoneante.
—¡Espera! ¡¿Cuál es tu nombre real?!—ella sonrió y se volteó hacia delante, me mostró su dedo de en medio.
—Eso no importa—exclamó cerrando la puerta.

Suspiré nuevamente y sonreí, parecía un idiota enamorado. Afrodita me volvía loco, loco, loco...

___________________

(1):Expresión hispana para referirse a que se caga en la mierda, una usual expresión que usan allá.


---
boom! babe ._.




Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Across Pressure

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:23 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.